Cómo los sistemas de chasis adaptativo proporcionan una mejor dinámica de conducción y un mayor nivel de confort

Performance y tuneado
agosto 28, 2018 3 minutos de lectura

BILSTEIN DampTronic® Plug & Play para modelos Porsche con PASM

Antiguamente, los requisitos de un coche deportivo podían formularse de manera muy fácil y concisa. Porque, sobre todo, los coches deportivos tenían que ser una cosa: rápidos. Hoy en día, los requisitos que se exigen de los deportivos modernos son incomparablemente mayores.

Durante décadas no se pudieron conciliar los objetivos en conflicto entre, por un lado, una mayor dinámica de conducción y, por otro lado, un mayor confort. Sin embargo, los chasis de última generación ya son capaces de combinar unas altas prestaciones en la conducción con un alto confort. El chasis adaptativo lo hace posible.

En función del modo de conducción y de las características de la carretera, estos chasis pueden seleccionar automáticamente las características óptimas de amortiguación para cada rueda individualmente. Por consiguiente, se pueden reducir los movimientos de rodadura y cabeceo y se puede optimizar el contacto de cada rueda individual con la carretera.

BILSTEIN es uno de los pioneros en el área de los sistemas de amortiguación activa: llevamos ofreciendo desde 2004 amortiguadores y chasis en el aftermarket con nuestra tecnología DampTronic® para modelos Porsche con “Porsche Active Suspension Management” (PASM). Este sistema sigue siendo el único reemplazo de serie en el aftermarket para diversos modelos Porsche con PASM.

Tocando un botón y por medio de EDC (Electronic Damper Control), los amortiguadores DampTronic® de BILSTEIN permiten que cada rueda tenga una ajuste individual y continuo de la fuerza de amortiguación. Este conductor puede ajustar las características del chasis para un carácter deportivo o de confort mediante un selector en la cabina: en el modo deportivo, una amortiguación rígida más deportiva proporciona mejores dinámicas de conducción y una mayor seguridad; en el modo de confort, una característica de amortiguación más suave mejora el confort al conducir.

Además, el sistema ajusta automáticamente las características según sea necesario: los sensores registran vibraciones y transmiten información continua acerca de la situación actual de conducción a la unidad de control central. Los amortiguadores luego se controlan con los parámetros relevantes del EDC. Así, el chasis se adapta automáticamente a la situación específica de la conducción. De esta manera, los amortiguadores DampTronic® de BILSTEIN son capaces de proporcionar una tracción perfecta y un alto nivel de confort en función de los requisitos de cada rueda.

Thus, through a continuous adjustment of the damping, the BILSTEIN DampTronic® dampers are able to solve the old conflicting goals between sports performance and driving comfort. As a Plug & Play solution, our system is perfectly aligned with the standard electronic adjustment system of many Porsche models and it guarantees the first-class driving dynamics typical of BILSTEIN. These models include the Porsche 911 (997 to 991.2), the Porsche Boxster and Cayman (987, 981), the Cayenne (92A, 9PA), as well as the Porsche Macan and the Panamera 970. For these vehicles we offer suitable vehicle-specific solutions for every customer requirement in the aftermarket, from BILSTEIN B4 DampTronic® series replacement dampers, through to BILSTEIN B6 and BILSTEIN B8 Performance DampTronic® dampers and up to our BILSTEIN B12 DampTronic® chassis and the BILSTEIN B16 DampTronic® thread chassis.

Nuestras últimas historias

La capacidad técnica en amortiguadores de BILSTEIN, a partir de ahora también en REPXPERT

Leer historia
Desterrar los ruidos molestos del tren de rodaje

Leer historia