BILSTEIN B1: Paquete de accesorios con tubo de protección, cojinete de apoyo y tope

Productos
noviembre 24, 2021 3 minutos de lectura

Beneficio mutuo tanto para el taller como para los clientes

Tubo de protección, cojinete de apoyo y tope de parada: cómo los talleres generan un negocio adicional al cambiar los amortiguadores con componentes adyacentes, y por qué los clientes también se benefician.

BILSTEIN B1 ofrece a los talleres un paquete de accesorios perfectamente adaptado a los amortiguadores BILSTEIN. «Las piezas ayudan a garantizar que los amortiguadores alcancen su máxima vida útil posible desde el punto de vista técnico», afirma Mustafa Yavuz, mecánico jefe cualificado y responsable del servicio de atención al cliente de BILSTEIN en todo el mundo. En la entrevista, él y Dimitris Kouvaras, director global de formación de la BILSTEIN Academy, explican este efecto con el ejemplo del tubo de protección.

«Vigila también el tubo de protección, el cojinete de apoyo y el tope».

Se suele decir que cualquier pieza del vehículo es tan buena como los componentes que la rodean. ¿Qué significa eso para la sustitución de los amortiguadores?

Kouvaras: Que los talleres de automóviles también tienen que controlar los componentes adyacentes cuando sustituyen los amortiguadores. El tubo protector, por ejemplo, protege el vástago del amortiguador de las piedras que rebotan y de las impurezas por agua o arena. Es enormemente importante que el amortiguador pueda hacer su trabajo durante mucho tiempo.

¿Qué problemas se producen si el amortiguador no está óptimamente protegido?

Yavuz: El amortiguador puede gotear y perder aceite y en algún momento, dejará de funcionar correctamente. Además, un amortiguador defectuoso ataca el tope de presión. Cuanto más tiempo se conduzca con un amortiguador defectuoso, mayores serán los costes derivados. En cambio, un juego de tubos de protección no cuesta mucho.

Aparte de cambiar el amortiguador, ¿en qué momento deberían los talleres revisar el tubo de protección?

Kouvaras: Depende. Hay vehículos que son muy vulnerables y los tubos de protección se caen después de unos pocos kilómetros. Si luego se circula por un camino de grava, la pista de deslizamiento del vástago del pistón se llena de pequeñas magulladuras y el amortiguador acaba teniendo fugas. Así que es mejor reemplazarlo a tiempo.

¿Cómo se puede convencer a los clientes de esto? Los accesorios no son caros, pero existen costes adicionales…

Yavuz: Es cierto, pero la cantidad de trabajo es mucho mayor que el coste de las piezas complementarias. Si el taller ha desmontado igualmente el amortiguador, se ahorra el tiempo de trabajo y la medición. Esto es mucho más eficaz que tener que volver a hacerlo al cabo de dos meses cuando, por ejemplo, se produzcan ruidos. Después, el cliente vuelve a desentenderse del tema.

Trabajar más eficazmente

¿No es más lucrativo para un taller que el cliente acuda por segunda vez para que le cambien las piezas complementarias por separado?

Kouvaras: Quizá a corto plazo. Pero a la larga, daña la reputación de un taller. Si un taller cobra los mismos componentes y posiciones de trabajo poco tiempo después de cambiar un amortiguador, los afectados lo pondrán en duda. O irán a otro taller para obtener una segunda opinión y sospecharán. Por cierto, para minimizar el riesgo de perder clientes, recomiendo los cursos de formación que ofrece la BILSTEIN Academy: no solo imparten conocimientos que vale la pena conocer sobre estrategias de venta, sino también conocimientos especializados sobre todos los aspectos de los amortiguadores.

Nuestras últimas historias

Fahrwerktest und Schadensdiagnose
Prueba del chasis y diagnóstico de daños

Leer historia
Dokumentation der Produkte im Produktionsprozess im Werk Mandern
¿Pérdidas de aire en la suspensión neumática después de su instalación? Cómo evitar errores durante la reparación de la suspensión neumática

Leer historia